Reseña: El teorema Katherine


Título: El teorema Katherine
Autor: John Green
Número de páginas: 320
Precio: 17,95€
Sinopsis: Según Colin Singleton existen dos tipos de persona: los que dejan y los que son dejados. Él, sin duda, pertenece al segundo. Su última ex, Katherine XIX, no es una reina, sino la Katherine número diecinueve, que le ha roto el corazón. Para escapar de su mal de amores, y con el propósito de hallar un teorema que explique la maldición de las Katherine, Colin emprende junto a su amigo Hassan una aventura que le llevará a Gutshot, un pueblecito de Tennessee, y a la sospecha de que en la vida la inteligencia no siempre es la mejor compañera de viaje.

 Este libro llegó a mis manos gracias a la LC que organizaron librosquehayqueleer-laky , adivinaquienlee y  eluniversodeloslibros ; Es la segunda novela que leo de John Green y si me seguís en twitter o habéis ojeado el hastag  #elteoremakatherine sabréis que no me ha gustado nada.

Colin Singleton es un adolescente - y también un chico prodigio- cuya vida gira en torno a los estudios y el amor. La historia empieza cuando Katherine XIX corta con Colin y nuestro protagonista siente como una vez más el mundo se desmorona sobre sus hombros. Surgen las típicas dudas sobre porqué siempre fracasan sus relaciones, el mundo no tiene sentido sin su chica y su mejor amigo, Hassan - el típico graciosete- intenta sacarle hierro al asunto. Juntos deciden emprender un viaje por carretera en el que  tras dos o tres paradas llegan a Gutshot y allí conocen a Lindsey Lee Wells, ¿Qué pasa allí? Os lo podéis imaginar. No quiero entrar en detalles ya que lo poco que pasa en la novela se desenvuelve en este pueblo.

Los personajes están definidos y hay una evolución mínima. Colin Singleton es un chico egocéntrico (y prodigio) que ha crecido pensando que lo único que tiene de especial es su cerebro y cuyos padres han alimentado esa ansía por saber. desde que era pequeño Y es por esta razón que se centra en elaborar su propio teorema para así dejar constancia de su existencia - e inteligencia-. Además está su obsesión por salir sólo con chicas que se llamen Katherine. La mitad de las páginas son lamentos suyos y porqué cortó Katherine XIX conmigo, porqué nadie me quiere, porqué estoy tan solo, porqué.. Sin embargo a lo largo de la historia y gracias a todas las experiencias que vivirá en Gutshot dejará atrás esa parte obsesiva y encontrará la respuesta a todo de manera inesperada ( aunque tu te lo esperas). Por otro lado está su mejor amigo Hassan, el típico regordete gracioso, ¿Adivináis quien triunfa de los dos,verdad?  Debo decir que ha sido el personaje que más me ha gustado, al menos sus ocurrencias hacían más "amena" la lectura. También está Lindsey Lee Wells una adolescente que sale con el cachas del pueblo del que siempre estuvo enamorada , y que se llama también Colin - vale ya me callo-, es la típica chica perdida que ha pasado por mil fases - desde ser marginada hasta convertirse en popular - pero siente que no encaja en ninguna parte. Después están los vecinos del pueblo y la familia de los protagonistas pero os dejo a vosotros la oportunidad de descubrirlos.

La pluma de John Green que me había llegado a convencer en "Bajo la misma estrella" no ha logrado convencerme en esta novela. A pesar de lo fácil que es leer el libro. Recae en bromas absurdas para captar la atención del lector, utiliza toda clase de clichés, y a veces resulta pesado. La historia está enfocada para un público joven , a veces parece que quiere simpatizar con niños de 12 años y luego solo mete referencias sexuales, creo que no tenía claro a que edades quería llegar con esta historia. A veces me sentía descolocada pensando en esto. O quizás los adolescentes de hoy en día son así y me estoy haciendo mayor para leer estas cosas.

Otra cosa que no me gustó nada fueron las notas a pie de página -excesivas en mi opinión-, chistes que no me hacían nada de gracia, cada vez que leía joper o palominos me mordía la lengua, en fin. Que no era mi libro.

Además el teorema que elabora Colin es matemáticas pura y si a esto le sumas que yo siempre suspendí matemáticas en el instituto os podéis imaginar mi cara ( especialmente con el anexo al final del libro explicando parte por parte el teorema).



Aun así el final está bastante bien, tiene una buena reflexión sobre la importancia de uno mismo y nuestro lugar en la vida.
Creo que lo que importas esta determinado por las cosas que te importan a ti. Importas tanto como las cosas que te importan.
En conclusión : si os gustan las novelas juveniles fáciles de leer y la trama os ha llamado la atención darle una oportunidad. Si por el contrario no os gustan las mismas cosas que a mi mejor probar con otra novela del autor.